Endoscopía de tubo digestivo alto

Panendoscopía


La endoscopía de tubo digestivo alto (panendoscopía), es un procedimiento mínimamente invasivo diagnóstico y/o terapéutico, que permite explorar el interior del esófago, estómago, primera y segunda porción del intestino delgado. Esto es posible a través de un tubo flexible que en su punta contiene dos lentes de luz, una salida de agua y aire, una cámara y un canal de trabajo por el que se pasan los accesorios para toma de biopsias o aquellos que permiten dar tratamiento endoscópico según el caso de cada paciente.

El endoscopio tiene un canal de trabajo que permite introducir pinzas para efectuar tomas de muestra de tejidos para estudio histológico (biopsias), búsqueda de infección gástrica por una bacteria (Helicobacter pylori), e incluso permite llevar a cabo tratamientos endoscópicos como coagular vasos sangrantes, ligaduras de várices esofágicas, extirpación de pólipos, entre otros.

Es un examen no doloroso y levemente molesto. Por este motivo se efectúa bajo una sedación intravenosa la cual es realizada por un médico anestesiólogo en sala. Este procedimiento demora en promedio de 20-30 minutos.

Indicaciones

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Dolor persistente en la parte alta del abdomen
  • Hemorragia digestiva alta
  • Náuseas y vómitos persitentes
  • Dificultad para la deglución (disfagia)
  • Sospecha de tumores, cuerpos extraños
  • Evaluación pre y post de una cirugía gástrica
  • En pacientes con cirrosis hepática para detección y tratamiento de várices esofágicas y/o gástricas
  • Historia familiar de pólipos (diagnóstico y polipectomía)
  • Colocación de sonda de gastrostomía o nasoyeyunal en pacientes con indicación de alimentación enteral

¡Es hora de sertirte mejor!