Endoscopía de tubo digestivo bajo

Colonoscopía

La endoscopía de tubo digestivo bajo (colonoscopía), es un procedimiento que tiene como objetivo evaluar el interior del recto, todos los segmentos del intestino grueso (colon) e incluso los últimos centímetros del intestino delgado (íleon) a través de un tubo flexible similar al endoscopio llamado colonoscopio el cual se introduce vía rectal que consiste básicamente en un tubo flexible dotado de un sistema de iluminación y de visión. A través de él se pueden introducir pinzas y otros accesorios que se emplearán en diferentes procedimientos tanto diagnósticos como terapéuticos.

Usted recibirá instrucciones por escrito a seguir en casa y antes del procedimiento para la preparación del intestino. Esta preparación limpia el intestino para una adecuada visualización de las pared del intestino aumentando así su rendimiento diagnóstico.

Este procedimiento se realiza bajo sedación profunda cuya duración es mayor a la panendoscopia que en promedio puede ser de hasta 40 minutos.

Indicaciones

  • Dolor abdominal
  • Pérdida de peso
  • Sangrado rectal
  • Cambios inesperados en los hábitos intestinales (diarrea o estreñimiento)
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Pólipos en colon: Detección, seguimiento y resección
  • Búsqueda de lesiones tempranas con alto potencial maligno para cáncer de colon y recto
  • Descartar tumores de colon en personas en riesgo mayor de padecerlos (antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal o con ciertas enfermedades intestinales crónicas, como la colitis ulcerosa)

¡Es hora de sentirse mejor!